La Lista de pendientes del Lote 93...

Hola! Ya hace un poco más de un año que nos mudamos al Lote 93 y quería contarles como va todo. Los que alguna vez contruyeron sabrán que la mayoría de las veces quedan muchas cosas sin hacer. Durante el último tramo de la construcción fue fundamental establecer nuestras prioridades y decidir que cosas podíamos dejar para más adelante.




Le dimos prioridad al piso, por ejemplo, porque es algo que en teoría no vas a cambiar. Elegimos un porcelanato simil madera que amo. También le dimos prioridad a las aberturas, pvc con doble vidrio.




Y por último mis dos caprichos, lo único que siempre supe que quería para mi casa: Mi cocina de 90cm (es de 90 pero no es industrial) y los muebles laqueados blancos.





¿Las cosas que dejamos por hacer? Miles! Como para nombrar algunas; los interiores de placard, el jardín (nivelación, cesped, riego, cerco, etc)  el sector para colgar la ropa, el techo para los autos, el mueble y la mesada del lavadero y la lista sigue.




También están las cosas que habíamos dejado pendientes y que a lo largo de este año y medio pudimos ir haciendo, como la pileta (que están terminado en este momento wiii) o el camino de entrada a la casa.

Mi idea es hacer varios posts para ir contándoles, ambiente por ambiente, las cosas que tengo pensadas para cada rincón.




Si por mi fuera, haría todo lo que falta yo misma, pero lamentablemente hay cosas que no se hacer (todavía jaja) como es el caso de la nivelación de jardín o el techo para los autos. Toooodo lo que si pueda hacer yo misma, pienso hacerlo y compartirlo con ustedes acá en Lote 93. Después de todo esa fue la idea con la que surgió este blog ;)




Bueno, espero que les guste la idea y que pasen por acá para ayudarme y darme ideas!
Para los que me siguen en Instagram (@lote93) quizás vieron en "my stories" el videito donde les conté que teñí unas cortinas en el lavarropas (con este tutorial) y quedaron divinas!! Así que me voy a hacerles el ruedo para poder colgarlas! (el que tenga problemas de ansiedad que levante la mano jaja)




Antes de irme, les dejo una foto de mi oso bebé que me tiene loca de amor...
Que tengan una hermosa semana!!

Loli

Mi nueva vida, un post muy personal...

Hola! Spoiler alert! Este post va a ser largo y muy personal, el primero de la historia del blog si no me equivoco.



Nací en Córdoba hace un poco más de treinta años (no taantos más, no sean malos, eh). Empecé a volar como tripulante de cabina a los dieciocho años. Dos años después conocí a Pablo, mi marido; a los veintidós me mudé con él a Buenos Aires y cuatro años mas tarde llegó Juanito.




Aunque suene a lugar común, su llegada me cambió la vida. Volver a volar fue lo más difícil que me pasó en la vida. Tuve que cortar la lactancia cuando ninguno de los dos estábamos listos. 
Obviamente con el tiempo volví a acostumbrarme a ese trabajo que tanto me gustaba. 
A los tres años llegó Facu y esta vez la maternidad me encontró distinta, más "canchera" y más madura. Volver a trabajar esta segunda vez, no fue tan dramático. Facu elegía dormir solo (sniff) y dejó de tomar el pecho antes del fin de mi excedencia. En ambas oportunidades, volví al trabajo cuando tenían casi un año.






Un día cualquiera, tan cualquiera que no recuerdo la fecha, los malabares que hacíamos con mi marido para volar los dos, se complicaron tanto que el mundo se me vino abajo. Viviendo tan lejos de la familia y con nuestros horarios insólitos era muy difícil. De repente sentí que no me entraba el aire, que no podía respirar, miedo intenso y una angustia inexplicable. 
Muchísimas horas de terapia y un embarazo después pude empezar a entender que ese trabajo divino con el que sueñan todas las nenas, junto con ser bailarinas o carpinteras (ah no...esa era yo) ya no era lo que yo quería para mi vida, ni para la de mi familia. Puse en la balanza lo que ganaba y lo que perdía, lo consulté con mi marido (el me dio todo su apoyo sin importar mi decisión) y finalmente salté al vacío, o al menos eso es lo que sentí y aún siento.




Hoy me siento liberada, agotada y feliz. Hoy toda mi energía está en mi casa y mi familia. En mis tiempos libres escribo en el blog Dos Casas junto a mi querida amiga Cari.
Cada día que pasa agradezco esta posibilidad de quedarme en casa cuidando a mis hijos. No voy a mentir, hay días muy difíciles; pero hay otros tantos que me recargan las pilas y me llenan el alma. 




Esta es mi nueva vida, soy muy feliz y quería compartirlo con ustedes :)
Mi idea es tratar de escribir en Lote 93 un poco más seguido. 
¡Los espero por acá!

Loli
Lote 93. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.